Los Ex entrometidos

Cada día es más frecuente que personas separadas y divorciadas rehagan su vida estableciendo una nueva relación amorosa. Todo bien hasta ahí, pero el problema surge cuando esta nueva relación se ve afectada por un o una ‘ex’, por la desconfianza y desacuerdos que se van sucediendo entre ambos respecto de cómo abordar la situación. Esto se potencia aún más cuando existen hijos de la relación anterior.

Una de las principales causas de peleas que generan stress y rupturas de la relación de pareja, es el o la ‘ex’. He visto en mi consulta que existe una tendencia a pensar que emparejarse con alguien divorciado es un ‘cacho’ o problema, justamente por el o la ‘ex’.

El problema no es la existencia de un ‘ex’ en sí, sino su actitud respecto de su ex pareja, como si fuera su ‘propiedad’. Un objeto moldeado con gran esfuerzo y al cual no están dispuestos a ‘soltar’ así nomás pues hay esfuerzo, trabajo y dedicación puestos ahí. El ego se ve afectado hasta el extremo de generarse una herida narcisista que constantemente sangrará y será difícil de sanar.

Parece relevante aprender a mantener una relación con los ‘ex’ lo más constructiva posible, para que al menos no afecte la relación actual.

¿Cómo lograrlo?

Lo más importante es que la pareja asuma esta situación unida, como pareja. De lo contrario, se convierte en un problema de pareja. Deben actuar con madurez. Esto implica darse cuenta que existe un vínculo entre la actual pareja y su ‘ex’ y mayormente si hay hijos entre ambos. Se debe aceptar y asumir con naturalidad.

Es mejor no establecer una relación directa con el o la ‘ex’ pues es inevitable el compararse. Mejor ‘de lejos’. Si se tiene que ver a ese ‘ex’ por alguna razón, privilegiar una interacción lo más reducida posible. Saludar y con amabilidad. Siempre con altura de miras, independientemente de la conducta, saludos o actitud de la o el ‘ex’.

Finalmente, un punto muy relevante; los hijos. Si hay hijos de la relación anterior, no referirse mal respecto de la o el ‘ex’. La madre y el padre de ese niño, no se cuestionan, se aceptan, se entienden, se les ama.